Es probable que todavía muchas organizaciones no lo sepan, pero acabarán teniendo un gemelo digital. Hacia esa dirección apuntan las grandes inversiones realizadas por las empresas más poderosas del mundo en este ámbito y las infinitas posibilidades de aplicación que ofrecen. Desde la simulación de un proceso de fabricación hasta la parametrización y control de un aerogenerador offshore, pasando por el control energético de un edificio, el rendimiento de cualquier componente o la optimización de las tareas de mantenimiento de todo tipo de instalaciones.

Es verdad que su implantación, especialmente en las pymes, está siendo lenta, pero es igualmente cierto que han llegado para quedarse. De hecho, el grado de escalabilidad de esta solución y su aplicabilidad abren la puerta a un nuevo paradigma productivo. Según Luis Fernández, “si en años venideros evoluciona como esperamos, será un sector económico propio, que atraerá talento y que prestará servicio tanto a las empresas de Cantabria, como a las de fuera”.

digitalización El CEO de VBE6D, entidad internacional especializada en el desarrollo de gemelos digitales de activos inmobiliarios, industriales y energéticos, será uno de los 50 líderes que compartirá su conocimiento en el C-Meet. Durante su intervención en el encuentro empresarial sobre innovación y digitalización que promueve CEOE-CEPYME Cantabria, tratará de mostrar con ejemplos prácticos la potencialidad de esta tecnología.

“Estamos hablando de poder comparar todo lo previsto a la hora de ejecutar un proyecto tanto con su rendimiento real como con sus necesidades futuras” asegura Fernández. Es decir, se provee una panorámica completa y en tiempo real de todos los registros y todos los datos que se deseen. “Realmente podemos aportar una perspectiva diferente a las estrategias de digitalización.”

A pesar de la popularidad de este término, la realidad es que España está aún bastante lejos de los desarrollos europeos en este ámbito. En parte porque no existe una normativa universalmente aceptada que especifique las características y las funciones de los gemelos digitales y en parte porque falta mucha pedagogía para explicar con claridad que se trata de una herramienta adaptable a cualquier organización. “Cuesta mucho hacer entender que esta tecnología es escalable y que no todos los proyectos tienen seis ceros detrás” continua Fernández. “C-Meet debe servirnos romper esa barrera y explicar a los asistentes hasta qué punto puede ayudarles un gemelo digital”.

Uno de los factores clave para que la industria española sea capaz de aprovechar la oportunidad que supone la digitalización pasa por abrazar sin ambages un modelo de trabajo colaborativo e interdisciplinar. “A las empresas españolas es algo que les cuesta mucho” plantea el CEO de VBE6D, “pero es algo imprescindible. De hecho, sería ideal que en Cantabria se crease un ecosistema de empresas vinculadas a este campo” matiza. Enriquecer los procesos y los proyectos; promover el retorno del talento cántabro que está fuera y captar a profesionales de fuera o incentivar la creación de nuevas empresas con servicios diferentes son beneficios asociados a una fórmula cuyo principal propósito es generar riqueza para el territorio.